sábado, 31 de octubre de 2015

Bienvenida, Eva.

Pues ya está aquí mi nueva e irrepetible Hermana Mayor. Si, Eva, todos deben saberlo. Entre tú y yo siempre serás la más cuerda, la hija responsable, obediente, sencilla. ¡Qué dominios! ¿Quién se va a creer esto? Ni tú ni yo queremos ser normales. 

He preparado tu dedicatoria, tal y como me pediste. Una larga lista de agradecimientos aunque seguro que alguien se nos queda en el tintero. De ser así tendremos que escribir otro libro para resarcirnos. Un prólogo empalagoso, otro picante. Todo está en el horno, solo nos queda esperar y pulir todo lo que aún puede brillar más. Preparados, listos... ¡Ya!

Hoy tenemos mucho que celebrar. Os presento a Eva, el arma de destrucción masiva de Ogros y Príncipes despintados, esta mujer heredará el Trono de Hierro. 



Próximamente

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...