jueves, 11 de diciembre de 2014

Retorno

Perdóname recuerdo que no sé lo que hago, si llego o si me marcho.
Perdóname lamento porque ya ni te escribo, ni te hago eterno.
Perdóname interior por no mimarte con el orden.
Perdoname alma por dejarte donde nadie te ve, oculta y avengonzada.

Y sin embargo...

Gracias vida por guardarme aquí.
Gracias tiempo por el permiso a detenerme.

Tan solo Gracias Vida por dejarme volver.
Tan solo Gracias Vida.
Tan solo Gracias.
Tan solo.

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...