sábado, 23 de febrero de 2013

Balsas, sombras y actitudes

¿Has sentido alguna vez que el aire alrededor se espesa? ¿qué lo que debería fluir se detiene y que lo próspero se sosiega?

Bienvenido a la vida, a las idas y venidas de los empujes interesados del tiempo y las lecciones caprichosas de la enmarañada naturaleza. Los entrelazados manejos de los destinos y los angostos parajes de trenes fantasmas. 

Celebra al que te abandona porque es suficientemente sincero para dejarte libre de ocupar su lugar con alguien mejor. Rodéate de verdades, de sinceridad hiriente si es necesario. Pero haz que tu mundo vibre cada mañana cuando golpees con tus pies el suelo. Si las aguas trascurren que se enfurezcan, si son mansas que crepiten y que las balsas rebosen. La felicidad de una actitud, sí, pero solo la que te hace rodearte de lo real. 

Nadie se ilumina fantaseando figuras de luz,
si no haciendo consciente su oscuridad.

Carl Jung


Reconoce tus sombras y decide sobre ellas. Eres libre. Eres feliz si vives a pesar de ellas. Pero la vida de la que hablamos tú y yo, no de la que hablan otros. 

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...