miércoles, 19 de diciembre de 2012

El globo


Los sueños son como globos infantiles. están sujetos mientras sujetamos la cuerdecita y en cuanto nos despistamos y miramos a otro lado, se nos escapan de las manos.La pena de verlo volar nos abraza y lloramos su pérdida. lloramos y lloramos mientras lo vemos subir y subir  y desaparecer. 


Pero curiosamente, los dejamos ahí olivados hasta que vemos los globos atados a las muñecas de los demás. En ese momento ocurren dos cosas y tenemos a dos tipos de personas:    


    - Los que vuelven la vista al cielo y vuelven al punto de partida. Miran su mano vacía y vuelven a mirar al cielo mientras se lastima y llora el globo perdido. Y por otro lado están los inteligentes.    


    - Los que van y compran un nuevo globo, blanquito e impoluto y dibujar en él su sueño de nuevo. Escriben alto y claro "Quiero ser madre" y atan con 5 nudos su globo a su mano. Este es mi globo:




¿tú tienes uno?

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...