jueves, 14 de junio de 2012

Decido no quererte

Algunos ya conocéis el  gran proyecto que me tiene obsesionada. Os dejo con otro fragmento de la novela "Sobrevivir entre Leyendas"


Me sentía incomprendida por él. Realmente sola. Tenía tanto miedo que me decepcionara que la ansiedad me oprimía el pecho  hasta ahogarme en mi a muerte imaginaria. Protegiéndome de mí misma evitaría el dolor, evitaría mi dolor.

Contar la verdad a Yoel me convertiría en alguien trasparente para él y podría ver más allá de mi fachada dura y empedrada, en consecuencia, esto sería peligroso para mí. Me dejaría a su merced y estaría sujeta a su juicio y a su aprobación. No estaba acostumbrada a sentirme tan indefensa, en realidad no estaba acostumbrado al tipo de dolor que surge de la necesidad en una relación de pareja.

Yo lo quiero, lo sé. Pero los sentimientos reales en una pareja están lejos del estereotipo de amor eterno cinematográfico, marcado por los desastres y donde el sufrimiento siempre va dirigido a un superfinal feliz en que comen faisán y son felices para siempre.

En contrapartida, yo soy un monstruo acomplejado empeñado en hacer mi vida un paseo alegre pero sin poder quitar las piedras que entorpecen los caminos ni drenar los charcos donde se me clavan los pies pesados como  carros de grano. Solo soy un monstruo sin futuro que además ahora se ha enamorado de alguien imposible.

No soporto esta debilidad ni esta dependencia. Necesitar de su cariño para descansar mejor cada noche o que comparta mi secreto para poder seguir siendo yo misma crea en mí, sentimientos encontrados. Es extraño, sé que estoy enamorada pero no pienso colocarlo en mi vida. No hay un lugar para él porque todo está ocupado. Mi corazón se ha ido estructurando como el muro infranqueable de un castillo medieval.

Le besé la primera vez y supe que estaba enamorada. La segunda vez que nos besamos puede ver que aquello sería imposible de controlar si no lo detenía a tiempo. De cualquier modo determiné que no voy a tolerar que Kaidem sea una necesidad para mí.  No me voy a dejar amarlo, este es mi plan. A ver qué tal me va.

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...