jueves, 17 de mayo de 2012

demasiado ofuscada para pensar

no sé por qué hoy me siento así, demasiado ofuscada para pensar. una musaraña oscura y pesada se posa sobre mi cabeza y no me deja levantarla. La llevo agachada como si me pesara. Así es muy difícil caminar hacia delante. Así lo difícil es caerte porque voy mirando al suelo y eso no me gusta. Yo soy delas que prefiere mirar hacia delante para no perderse nada y tropezar a mirar al suelo, no tropezar y tampoco ver el mundo.

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...