viernes, 13 de abril de 2012

Truenos

Poder escribir lo que me pasa por la cabeza se me antoja un regalo tan magnífico  que me creo capaz de ser castigada por com pesar de nuevo y que la balanza se incline siempre en contra.

Estoy tan enfadada con el mundo que en verdad ahora creo en esta posibilidad. ¿que mal puedo haber causado para que mi balanza este cansada?

Siento dolores que no puedo contar. Dolores que no deben salir del pecho pero que encerrados consumen la sustancia tierna y enamorada del interior. Dolores que si salen de mi boca causan truenos y olas que consumen la energía que intentas crear para mí, que pueden hacerte sufrir tanto como a mi. Aun mi corazón bombea con suficiente fuerza para cuidar de ti de este modo.

Sin embargo,  es ahora cuando lo he comprendido  y en el camino he sembrado la guerra. Te exijo que me ayudes sin pedirte ayuda y siento furia porque no lo haces... pero no puedo explicarte por qué necesito de ti.

Estamos cansados de sufrir, yo de intentarlo y tú de esperarme mientras lo intento. Estando solo de verdad, mientras yo te alejo y además  me quejo.

DESPERTARÉ

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...