domingo, 24 de abril de 2011

Hoy es un día para recordar

Por primera vez quiero compartir algo muy bonito que he aprendido hoy. Habla del valor y del amor y los eleva al máximo exponente aquel que es capaz de hablar con esta franqueza  ya que la vida se ha empeñado en enseñarle a golpes. Admiro su valor y su entereza y envidio la luz de su mirada porque solo desde unos ojos así se puede ver siempre la mejor cara del mundo. Recojo aquí estas palabras, letra a letra.

Puedes llorar porque se ha ido o puedes sonreír porque ha vivido; puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva o abrirlos y ver todo lo que ha dejado; tu corazón puede estar vacío porque no lo puedes ver o puede estar lleno del amor que compartisteis. Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío o dar la espalda o puedes hacer lo que a EL le gustaría: sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...