miércoles, 17 de noviembre de 2010

¿Tengo problemas con las relaciones sociales?

Pues no lo sé, la verdad. A lo mejor, sí. Pero no me parece justo. Eso seguro.

Bueno, en cualquier caso no me gusta el compadreo, he dejado de confiar en las amigas que pasean agarradas del brazo. Soy terriblemente empática, es más fácil para mí percibir cómo se sienten los demás antes de saber qué es lo que yo estoy sintiendo. 

Me gusta simplificar las relaciones a aspectos positivos, situaciones cómodas, dejar lo complicado en casa. En realidad, sumando todo esto, es posible que me lo plantee diferente al resto del mundo. No comprenden que no espero nada de ellos. Siento muy bien cuando me crucifican de rara o de saberlo todo por parecer y hablar como una persona inteligente si la situación lo requiere. En fin, como la canción de "El sueño de Morfeo",  "esta soy yo, asustada y decidida, una especie en extinción, tan real como la vida".

Lo ciento es que quién me quiere, me quiere para siempre y todos los días, el que no se para a mirarme no me querrá nunca. Si quieres honestidad aquí estoy tú me empujas y yo me esfuerzo.


Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...