martes, 19 de octubre de 2010

Primer día

Ha llegado. El primer día ha llegado. Han pasado los días, las semanas y los meses, quizás algo más. La verdad nunca se me dio mal escribir aunque probablemente esto no sea como montar en bici. 


He decidido bajar el volumen al televisor mientras escribo, necesito pensar, concentrarme. El silencia del televisor me hace escuchar más allá, todo mi entorno me envía mensajes. Los peces deben comer, al final no he comprado el termo para el acuario pequeño, el perro sisgue vomitando, ¿le doy de comer esta noche o no?, tengo que preparar la cena y la lavadora debió acabar hace un rato, de la cocina sobre me llega el runn.. del frigorífico.


Pero.... no, hoy no, hoy voy a hacer esto. Voy a superar mis fobias y, técnicamente, voy a dar un empujón a mi autoestima recuperando un don especial para mí y que abandoné la primera vez que me faltó el aire para respirar. El primer día que me asfixié y decidí no respirar más para no asfixiarme de nuevo.


¿Qué tonta!


¡qué cobarde!


¿volveré mañana? aún no lo sé, pero creo que lo intentaré.

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...